Conectarse

Recuperar mi contraseña

   


Últimos temas
» Zona de aburridos
Jue Ene 26, 2017 9:57 pm por Hermione J. Granger

» Tentaciones en el bosque [Privado] {+18}
Dom Dic 23, 2012 2:35 am por Marieth Raven

» Cuentas pendientes [Markus]
Sáb Sep 08, 2012 8:52 pm por Alexander Schwarzchild

» Confesionario
Sáb Sep 08, 2012 2:22 pm por Alexander Schwarzchild

» Relaciones de Markus
Jue Jul 26, 2012 4:25 am por Markus Von Kaullen

» Tarde de lectura {Libre}
Dom Jul 22, 2012 6:37 pm por Hermione J. Granger

» Crea una mentira del de arriba.
Sáb Jul 14, 2012 9:54 pm por Amy Justice

» ¡Échale la culpa al de arriba!
Sáb Jul 14, 2012 9:52 pm por Amy Justice

» ¿Qué estáis escuchando?
Sáb Jul 14, 2012 9:51 pm por Amy Justice

{Click aquí}

Cuentas pendientes [Markus]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Cuentas pendientes [Markus]

Mensaje por Alexander Schwarzchild el Sáb Sep 17, 2011 5:31 pm

Sábado por la tarde.

El viento corría suavemente, como si no quisiera realmente hacerse notar. No hacía demasiado frío, por lo que me puse un corta-vientos, y salí de mi habitación, dispuesto a dar una vuelta por los alrededores, siguiendo el camino que inconscientemente mis pies guiaran. Bajé las escaleras, saludando cordialmente a toda persona que me cruzara, y, en unos minutos, salí por la puerta que daba directamente hacia los exteriores, más específicamente hacia el lado del embarcadero. Mientras avanzaba, fui recordando sucesos de mi vida pasada. No me gustaba particularmente traer esa clase de recuerdos a colación, pero la visión de cierto ex amigo lo sacaba a flote. Aún me entristecía no poder hablar derechamente con Markus, si había algo que no le gustara al vampiro era que le destruyeras la confianza que, con dificultad, él ponía sobre ti, y eso era exactamente lo que había hecho. No confié en él. No le di mis razones para escapar, ni siquiera fui capaz de mantener el contacto, tal y como le había prometido. Fallé. Y no sabía cómo podría resarcirlo.

Me paré en mitad del muelle, mirando la calma que parecía tener el agua. Traté de concentrarme en eso, y no en la punzada que sentía en el pecho. Sabía a conciencia qué era lo que lo provocaba. Detestaba tener malas relaciones con la gente, siempre buscaba que los demás me quisieran. Me hacía sentir protegido. Mantener una faceta de sempiterna felicidad cansaba demasiado. Y, a pesar de que había hecho buenos amigos aquí, seguía sintiendo que algo faltaba. Los demonios de mi pasado seguían persiguiéndome.

Me senté en el borde del muelle, aún con la mirada fija en el agua, mientras esbozaba una triste sonrisa.

avatar
Alexander Schwarzchild

Masculino Mensajes : 100
Fecha de nacimiento : 25/10/1993
Edad : 23

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Cuentas pendientes [Markus]

Mensaje por Markus Von Kaullen el Dom Oct 16, 2011 5:01 am

El día sábado siempre le parecía aburrido, la mayoría se ocupaba de sus asuntos y no tenía más que hacer que dar vueltas por el castillo. Esa noche había decidido salir a caminar con Loki, el tigre se aburría encerrado en su habitación la mayor parte del día. La guardia de prefecto no le tocaba a esas horas así que podía pensar que era su día libre. O noche, para ser exactos.

Mientras bajaban por las escaleras hacia el exterior no pudo evitar recordar el otro castillo donde había sido alumno hace unos años. Y con el ceño fruncido salió por una de las tantas entradas laterales acariciando de vez en cuando a su animal, compañero y amigo. Recordar cómo habían terminado algunas cosas en Durmstrang no le ayudaba a sentirse feliz. Y de ese modo no podía divertirse. Maldijo unas cuantas veces en silencio recordando cómo le había traicionado uno de sus compañeros en especial. Aun no entendía de qué modo habían terminado así, pero le molestaba el simple hecho de recordarlo.

Y más saber que de nuevo estaba en el mismo colegio, aunque el tenerlo en otra casa no les había permitido hablar ni una vez desde que llegara el a Slytherin, y tampoco se había esforzado mucho por entablar conversación con el chico.


Iba a guiar a Loki al Bosque Prohibido para descargar su molestia, pero el tigre le gruñó y caminó tranquilamente primero y luego más rápido obligándolo a casi correr para no perderlo de vista. –¿Loki? ¡Quieto!- intentó ordenarle pero el tigre era tan terco como el dueño. Luego de perseguirlo por un sendero que casi no recordaba terminó llegando a las cercanías del Lago, para ser exactos al embarcadero. La brisa casi no corría así que su olfato no alcanzo a distinguir algo que llamara la atención de su mascota.

Hasta que notó la figura sentada en el borde del muelle, y no tardo mucho tiempo en rconocerlo. Intento llamar a Loki para que no se le acercara, pero antes de que pudiera abrir los labios el tigre ya estaba atrás de la figura del pelinegro que tenía aun la apariencia de un niño. El albino se acercó sin dudarlo y le dio una lamida en la mejilla al chico haciendo que por su parte, Markus maldijera el tener que hablarle.

-Al parecer algunos amigos no olvidan…- comenta caminando sobre el muelle ya que no le quedaba de otra que separar a Loki del chico. –Esa sonrisa no combinaba con tu apariencia de niño adorable- agregó nada más recordar la sonrisa triste que tenía.
avatar
Markus Von Kaullen

Masculino Mensajes : 103
Fecha de nacimiento : 02/04/1994
Edad : 23

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Cuentas pendientes [Markus]

Mensaje por Alexander Schwarzchild el Dom Oct 16, 2011 3:53 pm

Seguía mirando el movimiento del agua, dejando mi mente en blanco, escuchando los sonidos de todo aquello que me rodeaba, pero sin realmente oír. Era relajante, de cierto modo. No ser consciente de nada, y dejar que todo siguiese su cauce. Por eso mismo, no noté la presencia de alguien, o algo, a mi alrededor, hasta que fue demasiado tarde. Y por tarde me refiero a ser consciente de la cercanía mediante un cálido langüetazo en plena mejilla que casi me hizo saltar de la impresión. Miré a mi costado, y me encontré con un tigre de bengala. Pero no un tigre cualquiera… sino uno blanco, prístino. Uno cuya presencia reconocía, por haber pasado tanto tiempo en su compañía y… en la de él.

-Loki…- susurré, mientras levantaba la mano y le acariciaba el pelaje, pasando rápidamente a acariciarle detrás de las orejas. Recordaba que eso en especial le agradaba.Mit Merlin, has crecido muchísimo…- una rápida sonrisa curvó mis labios, mientras me acomodaba un poco mejor y seguía haciéndome mimos, cuando lo sentí. Más bien… lo oí. Sus pasos firmes y seguros, su voz baja y profunda, su tono indolente. Me sonrojé ligeramente, pude sentirlo. Además, mi corazón dio un vuelco que no tendría nada que envidiarle al de una adolescente enamorada. No es que lo estuviese yo de él, simplemente me sentí escrutado, y no de buena manera. Levanté la mirada, para encararme con aquel personaje de mi pasado que tanto me había esforzado en olvidar. O en ignorar. Simplemente, porque no me creía lo suficientemente fuerte para lo que vendría a continuación.

-Loki siempre ha tenido una memoria prodigiosa- respondí evasivamente, mientras me ponía de pie, y me paraba frente al vampiro, quien, por cierto, parecía haber crecido muchísimo desde la última vez que lo vi. Claro que, en ese entonces, yo contaba con 14 años y varios centímetros menos de altura. Y Markus siempre había sido alto. Demasiado alto.

Escuché lo que decía de mi sonrisa, y ésta emergió, tan rápido como se había ocultado ante la presencia del tigre.¿Aún crees que soy adorable?- reí con ironía, intentando aparentar una fortaleza que sabía no tenía.Bastante tiempo ha pasado, Markus. ¿Qué tal todo?- repuse educadamente, evitando hacer contacto visual con él, y centrándola en Loki.
avatar
Alexander Schwarzchild

Masculino Mensajes : 100
Fecha de nacimiento : 25/10/1993
Edad : 23

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Cuentas pendientes [Markus]

Mensaje por Markus Von Kaullen el Miér Oct 19, 2011 7:03 pm

El tigre no era el único que recordaba a sus antiguos amigos, aunque ahora dudaba que volvieran a ser lo mismo. Al menos él había cambiado y bastante en esos años. Y al parecer el joven que veía también estaba cambiado, aunque su sorprendido sonrojo lo hizo alzar una ceja, recordaba que se sonrojaba cuando él decía sus bromas en doble sentido, pero no por simplemente saludarlo. Cuando se levantó pudo fijarse en su estatura baja y cuerpo casi frágil.

Baja para él que había crecido mucho más de lo normal para un chico de su edad. Pero finalmente se quedó con que a pesar de que tuviera unos centímetros de más y ya pareciera un adolescente, el chico frente a él aun parecía ser tan inocente como el mismo.


-Unos años y centímetros más, pero te ves casi igual que antes…- señaló con voz fría al escuchar su risa, notoriamente falsa. Que se siguiera comportando distante lo molestaba, al parecer ya nunca volvería a confiar en él. –Todo bien, mi abuelo está por entrar en el cajón, una lástima. Y creo que ya me acostumbre a esta escuela.- agregó mirando por un segundo el lugar y luego volviendo la vista al chico

–Tú ya te acostumbraste, seguro tienes nuevos y mejores compañeros de travesuras… Ah, espera. Ahora que recuerdo estás en la casa de los más estudiosos.- sonrió burlón acercándose unos pasos más, hasta quedar exactamente a un paso del chico. –¿Tanto desagrado te causo para que no seas capaz de mirarme?– su voz se volvió finalmente de hielo mientras se mantenía con los brazos cruzados frente a el.

El traer recuerdos a su memoria solo había servido para hacerlo enfadar aun más que antes, y Loki pareció percibirlo pues se interpuso sin pena ni prisa entre ellos dos, casi restregándose en las piernas del que se veía menor.
-Loki... Está demasiado cariñoso- señaló inevitablemente sin poder ocultar cierto grado de indignación y de celos del animal. Aunque para meditar en eso no había dejado ni un espacio en su mente, pensó que era una pérdida de tiempo nada más cruzar la idea un segundo por su cabeza.
avatar
Markus Von Kaullen

Masculino Mensajes : 103
Fecha de nacimiento : 02/04/1994
Edad : 23

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Cuentas pendientes [Markus]

Mensaje por Alexander Schwarzchild el Jue Oct 20, 2011 1:33 pm

Por supuesto. No iba a hablarme con el tono de camaradería que manteníamos en esos días. Esos casi despreocupados días, en los cuales tenía que soportar su arrastrante personalidad, sus bromas subidas de tono, que estuviese continuamente acaparando mi atención y tiempo… y las largas tardes de nada, simplemente pasando el rato, junto a Loki. Buenos tiempos.

Tenerlo cerca me incomodaba. Muchísimo. Pero no porque detestara su compañía, sino porque me sentía como un maldito traidor. Como un crío de la peor calaña. Mentiroso. Manipulador. Y un larguísimo etcétera. Y el que él, con su porte intimidante, sus maneras tan seguras y su voz cortante, hiciera acto de presencia en un día que me sentía completamente vulnerable, no hacía las cosas más fáciles. Para nada.


-Me alegro, por lo de bien, no por lo de tu abuelo… bueno, quizá un poco- dejé escapar una sonrisa tímida ante mi aclaración, sabía qué tan tirante era la relación entre Markus y su abuelo. Asentí ante su segundo comentario.Así parece, te he visto bastante… ¿cómo decirlo?- puse una mano bajo mi mentón, en una posición que hacía entender que pensaba profundamente en algo. Aún con una mano acariciando a Loki y sin mirarlo directamente…ah, claro… Bastante cómodo- hice hincapié en esa palabra, arrastrándola, suponiendo de antemano que sabía a qué me refería. Y sí, tenía que ver con el séquito de babosas que generaba por donde pasase… y a las que solía perseguir.

-Exactamente. Tengo buenos amigos, incluso buenas amigas, diría yo… y el que esté en la casa de los más estudiosos no influye en nada en mis ganas de bromear.- lo sentí acercarse, y su tono casi polar me hizo “click” en la cabeza. Y lo noté. Bajo toda esa capa de frialdad, enojo y quizá frustración… estaba herido. Aunque me lo negara mil veces. Y me sentí aún peor por eso.No me desagradas, Markus. Jamás lo hiciste…- murmuré, pero sabía que el perfecto y súper desarrollado oído del chico sería capaz de oírme como si se lo hubiese susurrado al oído. Levanté la mirada y se la dirigí a él, para que viera que no mentía. Aunque, claro, no es que realmente pudiera mentirle. Siempre supo ver más allá de mis facetas autoimpuestas. Su rostro se ensombreció, marcando duramente sus facciones, como si estuviese enojándose. Lo sentí. Y Loki también, por lo visto, puesto que se pegó un poco más a mí, como protegiéndome de su Amo. Sonreí genuinamente.Él y yo nos entendemos, ¿verdad, Loki?- acaricié más su pelaje. Relajación.

Me alejé un poco del tigre, al sentir que los ánimos se habían calmado, y le hablé directamente al Slytherin, haciendo un ligero carraspeo antes de empezar.
Markus, yo… la verdad, he querido hablar contigo desde que llegaste aquí. Quisiera… digo, desearía… que pudiésemos hablar respecto a lo que ocurrió hace casi 4 años.- me removí, algo incómodo, y comencé a pasar mis dedos entremedio de mis cabellos, una y otra vez, no podía encontrar las palabras adecuadas. Por Morgana, esto sería eterno.Digo, si es que quieres saberlo. No quisiera ser impertinente e imponerte un tema de conversación que seguro no te interesa, menos aún después de tantos años de silencio y~- seguí con la verborrea, incansable, por los simples nervios que tenía de abrir temas del pasado que dolían aún. Moví la cabeza, indeciso, y me acaricié levemente el cuello, al sentir la tensión de mis ligamentos.
avatar
Alexander Schwarzchild

Masculino Mensajes : 100
Fecha de nacimiento : 25/10/1993
Edad : 23

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Cuentas pendientes [Markus]

Mensaje por Markus Von Kaullen el Lun Dic 19, 2011 6:19 pm

Estuvo por sonreír al escucharlo mencionar a su abuelo, recordando las charlas que tenían acerca de sus fallidas familias. Pero el orgullo fue mayor y mantuvo la compostura todo lo que podía frente al chico. –¿Cómodo? Si te refieres a que me gustan las instalaciones, prefería mi habitación de Durmstrang, aunque estoy por acostumbrarme a esta.- comentó vagamente sin ponerle mucha atención a su banal comentario.

-Buenos amigos, espero que a esos si puedas conservarlos...- la frase escapó por sus labios antes de que se diera cuenta de lo que estaba diciendo. Sus palabras murmurando que no le desagradaba le sonaron falsas en sus oídos, aunque con solo mirarlo ya sabía que decía la verdad, pero no quería creerlo tan rápido. Intentó ignorar también la traición de su mascota, pero la mirada de desaprobación no estaba dispuesta a apartarse de su rostro. Vio como el menor se alejaba y se quedó por unos segundos en su posición dándole tiempo de hablar o de correr, de todos modos muchas posibilidades no tenía contra él, y el chico lo sabía.

Al escucharlo se puso a meditar sobre lo que le decía Alexander, así que estaba dispuesto a comentarle porque lo había traicionado de ese modo hace tantos años. No sonaban a mentiras sus palabras y lo confirmó buscando más de una vez el verlo fijamente a los ojos.

Pero no podía perdonarlo solo por eso, menos si aun no le explicaba. Y cuando comenzó a hablar y hablar sin llegar a un punto se terminó de acercar posando una mano sobre el hombro del de menor estatura.
–Si quieres hablar, primero tienes que decir algo que tenga sentido.- su mano se fue cerrando en torno al delgado hombro haciendo cada vez más fuerza producto de la molestia que sentía y que parecía ir aumentando a cada segundo.

–Y más te vale que sea rápido, no tengo toda la noche para escuchar tus excusas.- su ceño se frunció ligeramente al notar que Loki se les acercaba de nuevo para separarlos. –Ni se te ocurra Loki- le habló al tigre enviándole una mirada envenenada. Su otra mano se levantó casi a la altura del rostro del otro, pero siguió subiendo hasta poder arreglarse su propio flequillo. Como podía creerle a alguien que lo había traicionado, ni siquiera se fiaba de mucha gente, y el chico había perdido todo atisbo de su confianza. -A menos que quieras hablar en otro lugar...-Su mirada se dirigió a los bosques que se abrían alrededor y de la luz de la luna reflejada en el gran lago negro, malas ideas comenzaban a pasar por su mente y ya era seguro que no tenía que llevarlas a cabo y que debería dejar de pensarlas.
avatar
Markus Von Kaullen

Masculino Mensajes : 103
Fecha de nacimiento : 02/04/1994
Edad : 23

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Cuentas pendientes [Markus]

Mensaje por Alexander Schwarzchild el Vie Mar 02, 2012 7:58 pm

Touché.

No estaría conversando con Markus si no hubiese un comentario sarcástico con rastros de furia en él. Lancé un suspiro, resignado. Eso había dolido, y terriblemente. Ni modo, tendría que ganarme su confianza a pulso, de nuevo. Noté la mirada que posaba en su mascota y en mí, parecía estar decidiéndose si me cedía un poco de su atención o no.

Supongo la curiosidad ganó, puesto que, en medio de la verborrea que solté en un intento vago de capturar su atención, se acercó a mí por completo y posó una de sus manos en mi hombro. Ahora notaba con claridad qué tan alto se había puesto. Tuve que levantar la mirada, estirando el cuello lo más que pude, para poder hacer contacto visual con él. Su voz sonó seca, cortante.
De acuerdo.- solté, aguantando un gemido de dolor por la prisión que su mano hacía en mi hombro. Y cada vez se ponía peor.Markus, eso… eso duele- murmuré.

-Donde quieras hablar me parece bien. Sin embargo, y en vista de lo impaciente que suenas, comenzaré a hablar ahora…- maldito nerviosismo, ¿a qué venía esa introducción? Me solté del agarre del chico, haciendo un movimiento rápido con mi hombro hacia atrás. Comencé un leve paseo, sintiendo al tigre de bengala muy cercano a mis piernas, aún en posición algo defensiva. Sonreí suavemente. Al menos, le seguía agradando a la mitad del equipo.

-Ya sabes los problemas que teníamos en casa con mi padre. Su obsesión por seguir al mestizo genocida ése, y cómo eso nos afectaba a Mamá y a mí. Por ese entonces, Adolf estaba eufórico, su grandioso “Lord Oscuro”- hice un gesto con los dedos, evidenciando mi sarcasmo -…lo había nombrado Lugarteniente en Alemania. Con Mamá resistimos lo más que pudimos, pero cuando Adolf subió al poder, las cosas en casa se volvían insostenibles. Vivíamos con miedo, con el constante temor de que a Adolf se le subieran los humos a la cabeza –más de lo que ya los tenía-, y nos obligara a unirnos a su batallón. Supongo que nos veía más como una carga que como un apoyo, puesto que rara vez se dignaba a dirigirnos la palabra.- murmuré rodando los ojos, mientras seguía paseando alrededor del chico, y tocando distraídamente el pelaje de Loki. -Mientras estuve en Durmstrang en 3er. año, Mamá inició preparativos para que nos mudásemos definitivamente a Inglaterra, inscribiéndome acá en Hogwarts. Tenía la casa, los papeles, la cuenta en Gringotts… todo.- solté una risa seca, dura, dolida. Esbocé una sonrisa aún más triste.Lo único que nos faltó fue salir a tiempo…-

Miré al vampiro, quien seguía oyéndome, impertérrito. Solté un suspiro desde lo más profundo del alma, ese típico nudo que te aprieta la garganta al aguantar un sollozo. Intenté hablar, pero mi voz se quebró antes de soltar la primera letra. Moví los ojos, con velocidad, alrededor del lugar, pestañeando tan rápidamente que no se veía el movimiento. Inhalé por la nariz, llenándome los pulmones de aire, y botándolo por la boca, hasta que me tranquilicé. Sonreí vagamente, recordando que nadie solía verme así de vulnerable. A la única persona que se lo había permitido hasta ahora era a aquel muchacho frente mío. Proseguí. -¿Recuerdas el día que me despedí de ti? Esa misma tarde, Mamá me había mandado una carta contándome que estaba todo listo, que me apareciera tan pronto como pudiera en casa. No quise contarte en ese momento porque entendí que era cosa de un momento a otro. Además, sabes cómo me pongo de sentimental con las despedidas…- sonreí irónicamente.En cuanto llegué vía Red Flú, Adolf apareció. Nos gritó cosas a Mamá y a mí, y, en un descuido de mi parte, atacó a Mamá con un Crucio. Intenté defenderla, pero lo más que llegué a hacer fue conjurar un Diffindo. Eso molestó sobremanera a Adolf. Me dio un puñetazo, que me dejó bastante mareado, mientras seguía ensañándose con Mamá, a base de Crucios y Diffindos.- Ya en esta parte, los labios me temblaban peligrosamente, por lo que me llevé una mano a la boca, tocándome en labio inferior con el dedo índice y corazón. Continué mi relato con la mano en aquella posición.En cuanto vi la gravedad de las heridas de Mamá, me lancé contra Adolf, pegándole un rodillazo en un costado. Eso lo enfureció, terriblemente, ya que… ya que…- sin ser realmente consciente de ello, solté unas cuantas lágrimas, que se deslizaron por mis mejillas blanquecinas, hasta que las sentí en los dedos. Tomé una y la miré, intentando distraerme con esta sencilla acción. -…Adolf la mató. Le lanzó un Avada Kedavra justo en mitad del pecho.- indiqué el lugar con el mismo dedo que había tomado la lágrima. –En cuanto comprobó que el hechizo había funcionado, se volvió contra mí. Aunque, para mi suerte, en ese momento aparecieron unos tipos en el lugar y lo dieron de baja. Cayó muerto en 3 segundos.-

Me dirigí hacia el borde del embarcadero, mirando el agua moverse delicadamente, siguiendo la brisa nocturna. Sin dejar esa posición, terminé mi relato.Después de eso, todo se vuelve un poco confuso. Pasé varios días en shock, actuando casi automáticamente. Enterré a Mamá y me vine a Inglaterra, instalándome en Londres. En cuanto iniciaron las clases, me asignaron a Ravenclaw… y el resto, ya te lo sabes.- Terminé de hablar, y lo miré, fijamente, ya con menos peso sobre los hombros, y sintiéndome casi en paz conmigo mismo. Había pasado tanto tiempo con esa parte de mi historia oculta, que decirla fue casi una catarsis. Esa es mi historia. ¿Qué piensas?- le pregunté directamente, ya había dado demasiadas vueltas, y, con Markus, siempre era mejor ir a lo concreto. Esperé.
avatar
Alexander Schwarzchild

Masculino Mensajes : 100
Fecha de nacimiento : 25/10/1993
Edad : 23

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Cuentas pendientes [Markus]

Mensaje por Markus Von Kaullen el Lun Jul 30, 2012 9:48 pm

Un instinto bestial y que solía tener a veces comenzaba a hacer presencia en el. Más cuando había escuchado la voz adolorida del chico de menor estatura, su mente creo por otra parte una imagen algo distinta de otras formas de hacerlo gritar, pero se contuvo luego volviendo a poner atención en lo que le decía. La verdad era que quería hacerlo sufrir, que supiera que estaba tan molesto que podría quebrarle su fino cuello, aunque claro, no iba a hacerlo aun. Soltó un bufido por sus labios, y apartó los dedos de su hombro luego de unos segundos más de tortura, al momento que el se alejaba de su mano. Una ceja se alzó en su rostro esperando que dejara las palabras sin sentido, esperando que esta vez si le contara las cosas sin que fuera algo tan inútil como todo lo que había dicho hasta el momento. Y Loki, bueno... Eso no tenía remedio, ya había sido traicionado por el animal que esperaba seguir considerarando su amigo a menos que siguiera traicionándolo al intentar proteger al único humano presente.

Mientras escuchaba recordó la razón por la que se había trasladado a Hogwarts, preguntándose que opinaría el chico frente a él si supiera que apoyaba al mismo mestizo genocida del que tanto se quejaba. Se mantuvo aun así escuchando la historia sobre su traumática vida familiar. Desde luego no le era sorprendente que su historia no fuera del todo alegre, la suya tampoco lo era. Pero por alguna razón presentía que su historia tenía un fin más trágico de lo normal, y un sentido que no solía tener se estaba forjando en su cabeza. Lo miró mientras se movía sin quitarle la vista de encima, podía ver como le costaba contarle todo eso, y como buscaba apoyo de algún modo.

Pero el orgullo no le permitía moverse y se mantuvo simplemente mirándolo mientras veía como su armadura se quebraba frente a el, no recordaba a ese chico habiendo sufrido tanto antes, sería porque lo que le había pasado lo había marcado más que cualquier otra cosa, que lo tenía casi llorando frente a él. Podía percibir su sangre fluyendo alrededor de su corazón oprimido, no reconocía ese tipo de sentimientos, la verdad muchos dudaban que alguna vez los hubiera tenido. Asintió cuando escuchó la mención a ese fatídico día en el que perdió a un amigo, casi el único que podía contar realmente. Los demás eran conocidos, y compañeros de juerga.
-Sueles dejar que tus sentimientos te dominen...- comentó por lo bajo y luego calló mientras escuchaba la otra parte.

Así que la otra dificultad era que aunque lo escuchaba y lo veía sufrir, no podía hacer mucho, no era una persona piadosa tampoco, aunque si cuidaba de sus amigos como si fueran de su exclusiva pertenencia, tal vez eso era lo que lo estaba ablandando un poco ahora, por la amistad que supuestamente habían tenido alguna vez. Al menos en toda la historia podía notar que el no se había quedado quieto mientras herían a su madre, y eso le daba cierta cantidad de puntos por su valentía, aunque dudaba que hubiera podido lograr algo lo suficientemente fuerte contra ese maldito Adolf.
-Debiste matarlo antes...- claro que lo que decía era poco común y sin duda frío, pero ese tipo de hombres, como Adolf, en este momento quería que desaparecieran de la faz del planeta. Y comenzaba a sentirse ligeramente incomodado por las lágrimas del chico, debería ser mas amable y ayudarlo o decirle algo de aliento, pero nada le venía a la mente que fuera sincero.

Había imaginado el final de la triste historia, pero de todos modos se mantuvo en un sepulcral silencio mientras escuchaba sobre la certera muerte de su madre y más tarde del maldito que se hacía llamar su padre.
-Sé que no usas esos hechizos, pero deberías haberlo intentado en ese momento... ¿Qué hubieras hecho si no llegaban ellos?- comentó por lo bajo antes de volver a callarse, seguir haciéndolo sentir mal perdía el chiste si se veía ya destruído. Cuando al fin se dignó a volver a mirarlo lo atravesó con sus orbes fijamente unos segundos mientras jugueteaba con las puntas de su cabello entre los dedos meditando en que decir. No era que hiciera eso a menudo, pero en ese momento sentía la necesidad de portarse al menos caballeroso con el desolado chico. -Creo que hubiera... Entendido o mejor dicho, perdonado tu falta antes si me hubieras dicho... Podría haberlo aplastado sin que te mancharas las manos...- no, no era la mejor frase. Pero a su modo intentaba decirle que ahora si comprendía porque se había desaparecido de ese modo.

Aunque aun se sentía ligeramente molesto por no haber sido comunicado de algo así, y eso que el creía que los humanos tenían un sentido de la amistad más elevado.
-Lo único que te puedo decir es que deberías dejar ya de llorar y volverte fuerte...- se le acercó a paso lento para no alarmar a Loki que seguía cerca del chico y extendió el brazo hasta tomar con uno de sus dedos una lágrima que se había escapado sola e intentaba suicidarse en su mejilla. -Podría ayudarte... A volver todos esos sentimientos en algo más interesante. Aunque aun no alcanzó a comprender a veces, claro, ya sabes que no soy bueno con los sentimientos fuertes.- sonrió maliciosamente y luego se paró a un lado de el, en toda la altura que tenía. Parecía un padre hablándole a su hijo pequeño.

Mientras miraba el agua del lago por unos segundos le dieron deseos de nadar en esa fría agua. No era que estuviera conmocionado por todo lo que había comprendido en este tiempo, pero no podía negar que el cambio entre un profundo odio y una sensación de normalidad lo había dejado algo trastornado en su personalidad habitualmente activa. Bufó contra el aire helado, aunque realmente el lo sentía normal, y se volvió a mirar de reojo al chico a ver si había causado alguna reacción diferente con todas esas palabras. Tal vez se enfadaría más, o ya no querría mirarlo. De todos modos ya lo había dado por perdido una vez, aunque sin duda podría decirse que extrañaba hablar con alguien como Alexander, se había de algún modo acostumbrado a sus reacciones serias ante sus bromas y a como soportaba su sentido del humor y pequeñas travesuras que le encantaba hacer y mostrar al mundo.
avatar
Markus Von Kaullen

Masculino Mensajes : 103
Fecha de nacimiento : 02/04/1994
Edad : 23

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Cuentas pendientes [Markus]

Mensaje por Alexander Schwarzchild el Sáb Sep 08, 2012 8:52 pm

Mientras ofrecía mi tortuoso monólogo, observaba los cambios de posición y de semblante de Markus. Pasaba de la absoluta incredulidad, al enojo, y al casi entendimiento. Era un poco díficil hacer sentir simpatía y, más aún, empatía a Markus, no era del tipo cariñoso y abrazable. Era frío, sarcástico, orgulloso y muy cabezota. Pero había sido el mejor amigo que había tenido alguna vez. Esperaba que quedara algo de esa relación aún en su cabeza.

-Lo sé, Markus, sabes que tengo un lado muy nena- le comenté entre pequeñas risas, tratando de aligerar un poco el ambiente. Seguí con la peor parte de mi historia, sacando ese peso de mi espalda y corazón. Sus comentarios eran certeros, y, sin duda, desprovistos de toda emoción, pero no por eso dejaba de tener razón. Debí intentar algo más, Adolf en un principio había intentado entrenarme, para "que dejara de ser un maldito gastador de oxígeno inservible", según sus dulces palabras. Me había dado las nociones básicas de cómo conjurar una Imperdonable, aunque nunca lo intenté. La vida, tanto humana como animal, era algo muy valioso para mí, Mamá siempre me había enseñado a respetar a todo ser viviente. Dejó de intentar "hacerme hombre", y se dedicó de lleno a entrenar a futuras generaciones de mortífagos, los hijos de aquellos que ya estaban al servicio del terrorista mestizo ese. Suspiré y miré a Markus, respondiendo a su pregunta susurrada. -Ni idea, Markus. Seguramente, estarías evitándote esta conversación, porque no habría salido airoso de ese enfrentamiento... tuve miedo, mucho miedo. Y, después de todo... era mi padre. Aunque lo detestara por lo que nos había hecho pasar a Mamá y a mí. No soy del tipo valiente, como tú.- terminé con mi historia en unos minutos, y esperé la respuesta de Markus.

Como es usual, sus palabras estaban cargadas de entereza. Envidiaba tanto eso de él, que siempre mantuviera una pose arrogante y fuerte ante cualquier cosa. Su respuesta, sin embargo, fue lo suficientemente cálida como para dibujar una tímida sonrisa en mis labios. Loki, al que había ignorado momentáneamente, pareció estar más tranquilo, puesto que ronrroneó contra mis piernas, ya no tan a la defensiva como en un principio. Solté una carcajada corta
-No iba a dejar que te mancharas las manos, Markus, ¿qué hubiera pasado con tu manicura francesa?- sí, fue una tontería, pero me sentí tan contento de que no me gritara que esperaba escuchar una razón más de peso para el abandono que le hice, que solté lo primero que se me vino a la mente. Se acercó a mí, con calma, mirando de reojo a Loki -ambos sabíamos que el tigre me tenía preferencia por ser el más joven y débil de los dos-, y deslizó uno de sus dedos por mi mejilla, atrapando una lágrima delatora. Lo miré con sorpresa, mientras me ofrecía su ayuda de una manera peculiar, como todo él. Su sonrisa maliciosa al final de su mensaje me hizo soltar una carcajada alegre, la primera en muchísimo tiempo. -Oh, por supuesto que recuerdo eso. Son las sensaciones fuertes tu punto de interés- levanté la ceja irónicamente, en un gesto muy de él.

Lo sentí envararse, y mirar al lago, mientras yo miraba a Loki. Le sonreí al blanquecino tigre, y estiré una mano, dejándola a la altura de su cabeza y él, obediente, se acercó a mí, permitiéndome acariciarlo detrás de las orejas. Luego me agaché a su altura, y le pedí la pata. Me la dio, y aprovechando la altura, me lamió la cara nuevamente. Lo abracé con fuerza.
-Te había extrañado, Loki-, le murmuré mientras me levantaba y le hacía nuevamente un mimo. Luego miré a Markus, quien me miraba de soslayo, como quien no quiere la cosa. Me erguí en toda mi estatura -unas dos cabezas menos que Markus, aproximadamente-, y lo miré a la cara, sonriéndole.

-Creo que ya hemos tenido suficientes momentos emocionales. Si aún estás dispuesto, quiero tu ayuda. Ayúdame a recuperar los años perdidos... un borrón y cuenta nueva. No estás obligado a nada, y entiendo que no se puede volver a tener la misma camaradería de entonces en una sola noche, pero, al menos, intentemos entablar conversación sin malas intenciones de por medio. ¿Te parece?- estiré mi mano, esperando su respuesta. Si la tomaba, estaríamos bien. Pero si la rechazaba... sabía que dolería más de lo que podría demostrarle.
avatar
Alexander Schwarzchild

Masculino Mensajes : 100
Fecha de nacimiento : 25/10/1993
Edad : 23

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Cuentas pendientes [Markus]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.